• cortosverdes

MARCOS MUÑOZ – Director


El cine es mi medio de expresión, de exponer parte de mis sentimientos.


Por: redacción CORTOS VERDES



Conocimos a Marcos en un festival, el equipo de Cortos Verdes era parte de la organización y él iba a presentar su corto, al año siguiente se repitió la hazaña y sin echarle ‘tomatazos’, sus cortos fueron parte de los mejores trabajos que presentamos en aquellas proyecciones y sobra mencionar que siempre exhibimos cortos de calidad.


Parte de nuestra consigna al ser parte de aquel festival era que deseábamos que todo aquel realizador que asistiera se sintiera lo más cómodo, no como un ‘director más’ y así fue como podemos decir que iniciamos una amistad con él y otros chicos más.


Ahora es nuestro PADRINO de esta nueva fase de Cortos Verdes, bien dicen que reinventarse o morir, por eso decidimos regresar en un canal de Youtube para complementar a nuestra tradicional página web de noticias y justamente MARCOS es nuestro primer entrevistado en video.


Agradecemos infinitamente su apoyo y su gran disposición a seguirnos nuestras locuras y es todo un honor que sea parte de este proyecto que renace, por decirlo de algún modo.


Te invito a ver su entrevista en video y enseguida a leer un extra de las respuestas que dio en video…





Porque sus respuestas eran demasiado buenas para cortarlas, aquí te dejamos la versión extendida, pero, no te pierdas el video, esto es como un combo especial, uno no sirve sin el otro, así que no hagan trampa porque solo vienen aquí las que fueron un poquito cortadas.


Hola Marcos… primero lo primero, nos vamos a lo básico ¿Cómo descubres que deseas de verdad dedicarte a hacer cine y cómo inicias a hacerlo una realidad?


Desde pequeño mis padres me llevaban al cine cada fin de semana, era de ley ir. Recuerdo que siempre que llegaba a casa después de salir del cine, agarraba mis muñecos y me ponía a jugar, a hacer mis historias. Después fui creciendo y comencé a dibujar, a crear mis personajes, a crear historietas. Más adelante con pequeñas animaciones; hasta que mi padre me compró mi primera cámara de video y comencé a grabar a mis compañeros de la preparatoria para hacer pequeños cortos. A editar con dos videocaseteras VHS. Me pasa horas editando.


De ahí descubrí que quería en algún momento de mi vida hacer cine.


Aunque cuando llegó la decisión de estudiar una carrera, no tome estudiar cine. Sentía que era muy cara, y no quería cargarle la mano a mi padre con todos esos gastos.


Aunque creo que salió lo mismo con la carrera de diseño gráfico.


A mis 33 años, mi negocio de diseño funcionaba, pero creativamente me sentía frustrado, hacia cosas para mis clientes y solo era trabajar, había olvidado a ese niño que tomaba un juguete y se ponía a jugar; a contar historias. Por lo que busqué en internet alguna escuela de cine, y me puse a estudiar. Aunque la verdad, creo que en ese momento solo fue un pretexto para buscar hacer mi primer cortometraje. De ahí nace CARROÑERO y de ahí no he parado.




¿Cuáles fueron los retos de grabar en plena pandemia mundial y los retos de realizar este corto SALPICÓN específicamente?... un virus chino que infecta a todos da mucha creatividad, pero también poco contacto humano y demás.


Afortunadamente Salpicón lo grabamos en diciembre de 2019, pero si llevó dos cortometrajes grabados en pandemia: En el nombre de y Cascada. Grabar en pandemia evidentemente es complejo porque en primer lugar no te quieres arriesgar y no quieres arriesgar a tu crew a contagiarse. En segundo lugar, la pandemia, me hizo canalizar mi mente en cómo sacar mi negocio adelante ya que el trabajo bajo un 90%, en qué hacer si me quedo sin dinero, justo en ese momento si me olvide del cine. Lo primordial era resolver lo económico y sacar el negocio adelante.

En ese momento llegaron dos ángeles que produjeron EN EL NOMBRE DE y resolvieron muchas cosas que nunca hubiera podido conseguir y me animaron a grabar ese corto. Solo pedí un crew muy pequeño y lo grabamos entre 5 personas en set. Y CASCADA, no lo pensaba hacer por lo mismo de la pandemia, si ya me había arriesgado en salir y juntarme con gente para hacer EN EL NOMBRE DE, no pensaba volverme a encerrar con más de 5 personas en un set. Pero… amo esto y grabamos CASCADA.


Siento que la pandemia en lugar de volverme creativo, me hizo guardar a mi niño por un rato. No he escrito nada desde la pandemia, estos cortos ya los tenía en lista de espera y solo llego la oportunidad de hacerlos.





Y volviendo SALPICON, los retos que enfrentamos fueron varios:


- Primera que se grabó en una noche y solo nos prestaron el baño por 9 o 10 horas para hacerlo.

- Solo había presupuesto para un día llamado.

- Grabe con una fractura del dedo chiquito del pie.

- Tuvimos que encontrar locación dos días antes. Ya que la locación que la productora tenía ya apalabra fue pura mentira. Y fue prácticamente llegar al lugar y trazar todo en el momento. Improvisamos.

- Estuvimos haciendo un molde de prostético para hacer maquillaje para uno de los zombies, y se contaminó el molde por lo que nunca se pudo hacer el prostético. Pero mi equipo de maquillaje aprendió una técnica dos horas antes y la aplico y se resolvió.

- Mis actores murieron de hambre, la comida fue un caos.


Parecía que el corto sería un desastre, pero esa noche el crew se unió y se tiro muy buena vibra y salió un corto maravilloso…. De cagada.



Platícanos alguna anécdota graciosa, complicada o simplemente inolvidable de SALPICÓN.


Hay muchos muy momentos muy padres y anécdotas que cuando nos pasaron le sufrimos pero ahorita ya nos dan risa.


Uno de ellos es que cuando no teníamos locación, me acorde de un baño del negocio de proveedor. Hable con la persona con la que tengo contacto para que le preguntara al dueño si nos prestaba la locación para grabar un cortometraje de terror. El dueño dijo sí, no había problema. Pero le dio risa y solo dijo: O sea mi baño esta tan gacho que parece un baño de película de terror. Y… pues si era perfecto. Se prometió arreglarlo después de grabar, pero hasta la fecha sigue igual (rio). Lo guarda para una segunda parte (rio)


Uno de los momentos que no lo olvido fue…, como les dije el corto fue un poco de caos en la producción. El crew le echo muchas ganas para sacarlo, pero de alguna manera si el caos sobre paso un poco y pensaron que no iba a funcionar. Grabamos el viernes por la noche, y con un amigo lo editamos el sábado tuvimos listo un primer corte para presentarlo el domingo en un evento de Indie, y el domingo en clase nuestros compañeros del crew nos preguntaron que como había quedado y les dijimos que había salido de la chingada, nos pusimos serios, se empezaron a echar culpas, pero aguantamos a decir la verdad hasta que lo vieran en la presentación.

Lo proyectaron y toda la gente se rio. Se acercaron mis compañeros del crew y solo se rieron: les encanto.


Solo les dije: gracias por su esfuerzo, quedó muy bueno.




¿Qué proyectos hay en puerta? Háblanos de esos en los que estás trabajando y los que traes en mente.


Estamos trabajando en la postproducción de 2 cortometrajes: EN EL NOMBRE DE y CASCADA. Que son los cortometrajes que grabamos en pandemia. Ambos cortos me encantan y son de estilos totalmente diferente. CASCADA espero empezarlo a mover a finales de año, y EN EL NOMBRE DE, empezar en el 2022 con festivales grandes, le tengo mucha fe a ese corto y si quiero como pensar más su difusión.

Y bueno tengo escrito un cortometraje que se llama MUERO DE RISA, empezare con la búsqueda de un productor que me apoye a la realización, y a juntar dinerito, es un proyecto grande por lo que si necesito un productor bueno para que se pueda hacer.


Tengo otra historia que también esta atorada que se llama ROSARIO: LA NOCHE QUE TE PERDÍ, que es un corto de terror muy personal que habla de una separación que tuve y que contando esta historia siento que me liberare de ese sentimiento. Tengo que seguir puliendo y ajustar para en cualquier momento poder hacerlo. Este corto es de los que te vale si se entiende o no. El cine es mi medio de expresión, de exponer parte de mis sentimientos.


Y hay otra historia de mi versión de Caperucita Roja, una historia en un desierto con garrapatas mutantes, unas brujas come niños, en fin… muchas historias. Y lo que salga, hay historias como salpicón que no las tenía planeadas y que las escribo y en un mes ya la estamos haciendo y otras como EN EL NOMBRE DE, que tardo dos o tres años poder hacerse. Y otras que jamás se harán.




Finalmente, danos un consejo, por favor, para quienes deseen dirigir mejor a sus actores o en general para quienes desean hacer cine.


Que tengan mucha comunicación con los actores, que sean sinceros y si no sabes cómo expresarte o no encuentras la manera de encontrar ese sentimiento o esa acción, se lo expreses al actor y trabajen juntos. Que llegues a ser director de tu película no quiere decir que tengas saberlo todo, o tengas que ser el intocable. Juntarte con actores con los que te sientas cómodo y que te den esa buena vibra. Me paso hace poco con el cortometraje de EN EL NOMBRE DE. Me acerqué a mi actriz y le dije: ayúdame no me siento bien y no me puedo concentrar, ayúdame a sacar tu personaje. Y así lo hizo, lo fuimos trabajando hasta que salió.


El cine es un trabajo en equipo y se abierto a sugerencias de tus actores, de tu AD, de foto, sonido, evidentemente sin que te cambien el rumbo de tu dirección.

La experiencia te la da el tiempo.


Por eso, hagan cosas, cuenten historias, desde la más simple hasta la historia sin pies ni cabeza, experimenten el equivocarse, es el mejor aprendizaje. Recuerden, si se equivocan no pasa nada, nadie nos conoce.



Gracias Marcos, padrino y amigo, ha sido un honor que nos compartieras parte de tus miedos, experiencias, sueños e ideas. Ya lo dijimos, pero lo repetimos, te auguramos mucho éxito, así que, a seguir creando porque el cine es una carrera de resistencia y tienes todo para conquistar esas metas que tienes en mente y corazón.


52 vistas0 comentarios